El entrenamiento metacognitivo: aprendiendo a pensar mejor

Intervenciones psicológicas para las personas con trastornos psicóticos
Dra. Susana Ochoa Güerre
Dra. Susana Ochoa Güerre
Coordinadora de la Unidad de Investigación
Parc Sanitari Sant Joan de Déu

Las intervenciones psicológicas son de vital importancia para mejorar la situación clínica y funcional de las personas con psicosis. Sin embargo, no es hasta los años 90 que se empiezan a desarrollar y a proponer a las personas con esquizofrenia o con otros trastornos psicóticos.

En este sentido, las primeras psicoterapias utilizadas fueron la terapia cognitiva conductual, basada en trabajar con los pensamientos, las emociones y las conductas en relación con los síntomas psicóticos (alucinaciones y delirios), y la remediación cognitiva, basada en recuperar algunas funciones cognitivas como la memoria o la atención. En los últimos años, se han desarrollado múltiples intervenciones basadas en lo que llamamos las «terapias de tercera generación»; en este bloque se encuentra la intervención psicológica del entrenamiento metacognitivo.

Sesiones para aprender a reflexionar sobre nuestros pensamientos

El entrenamiento metacognitivo (EMC) tiene como objetivo aprender a reflexionar y pensar sobre nuestros pensamientos, con una doble finalidad: observar nuestros procesos cognitivos y ser conscientes de los errores de la mente, así como ser capaces de detectarlos y controlarlos. El entrenamiento metacognitivo pretende que al reflexionar sobre nuestros pensamientos se evite actuar de manera precipitada. El hecho de ser consciente de estos errores de pensamiento podría ayudar a prevenir un nuevo episodio psicótico. Esta intervención tiene un enfoque cognitivo-conductual combinado con psicoeducación y se basa en un entorno normalizador, ya que los errores cognitivos incluidos en las sesiones terapéuticas están presentes en la población general.

El entrenamiento metacognitivo pretende que al reflexionar sobre nuestros pensamientos se evite actuar de manera precipitada. El ser consciente de estos errores de pensamiento podría ayudar a prevenir un nuevo episodio psicótico.

La intervención se puede ofrecer en formato individual o grupal, si bien la discusión grupal es más útil para integrar estos errores del pensamiento. Se basa en un material estructurado que se proyecta en las sesiones, en el que se trabajan diferentes errores de pensamiento a partir de ejercicios, imágenes, situaciones y experiencias. Contiene entre ocho y diez sesiones en las que se comentan diferentes errores cognitivos que nos pueden llevar a tomar decisiones precipitadas o equivocadas.

En la primera sesión se trabaja el estilo atribucional, es decir, la causalidad de los eventos. En ocasiones se atribuyen las situaciones a los demás o a uno mismo; sin embargo, existen múltiples causalidades de los eventos, y en el grupo se discuten varias opciones y grados de probabilidad. Dos sesiones se basan en el sesgo de saltar a conclusiones, que consiste en tomar decisiones precipitadas sin evidencia. En este sentido, el EMC ayudaría a identificar aquellas situaciones en las que no se está considerando toda la información disponible y sirve para ayudar al paciente a detenerse y pensar en una situación determinada, con el fin de retrasar o evitar un comportamiento no adaptativo.

Otra de las sesiones se basa en el error de evidencia disconfirmatoria, que consiste en aferrarse a nuestras creencias a pesar de que hay evidencia de lo contrario. Otro error que se trabaja es el exceso de confianza en la memoria, utilizando ejemplos que demuestran que la memoria se equivoca y retiene falsos recuerdos. Además, dos sesiones están dirigidas a mejorar la comprensión de las emociones, pensamientos y sentimientos de los demás, lo que llamamos «teoría de la mente» o ponerse en el lugar del otro. Comprender que otras personas pueden actuar de una manera particular por múltiples razones podría ayudar a reducir los otros errores de interpretación.

Uno de los mensajes más importantes del entrenamiento metacognitivo es poder comprender a los demás y ponerse en su lugar.

Finalmente, en tres sesiones se hacen ejercicios dirigidos a reducir los síntomas depresivos y el autoestigma asociado a la enfermedad, así como a fortalecer la autoestima. Finalmente, uno de los mensajes más importantes del EMC es poder comprender a los demás y ponernos en su lugar. A veces, es importante contar con una persona en quien se confía plenamente y formular: «¿Qué crees que piensa tu hermana (por ejemplo) sobre esto?». Esta pregunta podría ayudar a tomar distancia y modificar el pensamiento o comportamiento asociado a este error de pensamiento.

Los estudios realizados demuestran que el entrenamiento metacognitivo es útil para reducir los síntomas positivos de los trastornos psicóticos (delirios y alucinaciones) y mejorar la conciencia cognitiva, aumentando la autoreflexión y disminuyendo la autocerteza sobre diferentes situaciones. Además, mejora la memoria y otras funciones cognitivas, aumenta la autoestima y la calidad de vida y ayuda a dar sentido a la vida a las personas que realizan la intervención.

El entrenamiento metacognitivo es útil para reducir los síntomas de los trastornos psicóticos, aumentando la autoreflexión y disminuyendo la autocerteza.

Es interesante destacar que los efectos se mantienen a largo plazo, incluso más allá de los tres años después de haber realizado el tratamiento. Por otro lado, puede ser útil en cualquier fase del trastorno, desde los primeros años del diagnóstico, incluso antes de este cuando se está en situación de vulnerabilidad, hasta una vez establecido. En resumen, podemos decir que el entrenamiento metacognitivo es una intervención psicológica prometedora para ayudar a pensar mejor.

Entrenamiento metacognitivo
¿Qué ves: humo saliendo de la chimenea de la casa o un camino?

 

Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 21 de Marzo de 2022
Última modificación: 21 de Marzo de 2022
Colectivos
Trastornos
Dra. Susana Ochoa Güerre

Dra. Susana Ochoa Güerre

Coordinadora de la Unidad de Investigación
Parc Sanitari Sant Joan de Déu
Bibliografía
Eichner, C., & Berna, F. (2016). Acceptance and efficacy of metacognitive training (mct) on positive symptoms and delusions in patients with schizophrenia: A meta-analysis taking into account important moderators. Schizophrenia Bulletin , 42(4) , 952–962. https://doi.org/10.1093/schbul/sbv225
Philipp, R., Kriston, L., Lanio, J., Kühne, F., Härter, M., Moritz, S., & Meister, R (2019). Effectiveness of metacognitive interventions for mental disorders in adults—A systematic review and meta‐analysis (METACOG). Clinical Psychology & Psychotherapy , 26(2) , 227–240. https://doi.org/10.1002/cpp.2345
Jiang, J., Zhang, L., Zhu, Z., Li, W., & Li, C. (2015). Metacognitive training for schizophrenia: a systematic review.. Shanghai Archives of Psychiatry , 27(3) , 149–157. https://doi.org/10.11919/j.issn.1002-0829.215065
Liu, Y. C., Tang, C. C., Hung, T. T., Tsai, P. C., & Lin, M. F (2018). The Efficacy of Metacognitive Training for Delusions in Patients With Schizophrenia: A Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials Informs Evidence-Based Practice. Worldviews on Evidence-Based Nursing , 15(2) , 130–139. https://doi.org/10.1111/wvn.12282
Lopez-Morinigo, J.-D., Ajnakina, O., Martínez, A. S.-E., Escobedo-Aedo, P.-J., Ruiz-Ruano, V. G., Sánchez-Alonso, S., Mata-Iturralde, L., Muñoz-Lorenzo, L., Ochoa, S., Baca-García, E., & David, A. S. (2020). Can metacognitive interventions improve insight in schizophrenia spectrum disorders? A systematic review and meta-analysis.. Psychological Medicine , 50(14) , 2289–2301. https://doi.org/10.1017/S0033291720003384
Moritz, Steffen, & Woodward, T. S. (2007). Metacognitive training in schizophrenia: from basic research to knowledge translation and intervention. . Current Opinion in Psychiatry , 20(6) , 619–625. https://doi.org/10.1097/YCO.0b013e3282f0b8ed
Moritz, Steffen, Veckenstedt, R., Andreou, C., Bohn, F., Hottenrott, B., Leighton, L., Köther, U., Woodward, T. S., Treszl, A., Menon, M., Schneider, B. C., Pfueller, U., & Roesch-Ely, D. (2014). Sustained and “sleeper” effects of group metacognitive training for schizophrenia a randomized clinical trial. JAMA Psychiatry , 71(10) , 1103–1111. https://doi.org/10.1001/jamapsychiatry.2014.1038
Ochoa, S., López-Carrilero, R., Barrigón, M. L., Pousa, E., Barajas, A., Lorente-Rovira, E., González-Higueras, F., Grasa, E., Ruiz-Delgado, I., Cid, J., Birulés, I., Esteban-Pinos, I., Casañas, R., Luengo, A., Torres-Hernández, P., Corripio, I., Montes-G (2017). Randomized control trial to assess the efficacy of metacognitive training compared with a psycho-educational group in people with a recent-onset psychosis. . Psychological Medicine , 47(9) , 1573–1584. https://doi.org/10.1017/S0033291716003421