¿Qué es la psicosis?

La psicosis es un trastorno de salud mental que se caracteriza por una distorsión de la percepción de la realidad y por una alteración significativa del funcionamiento mental (pensamiento, emociones y conducta). 

Los síntomas de la psicosis cambian según la persona, pero algunos de los más comunes son: pensamientos delirantes o creencias falsas, alucinaciones, cambios en el humor y en el estado de ánimo, pensamientos confusos y cambios en la conducta. La presencia de estos síntomas puede suponer un cambio en el funcionamiento diario de la persona afectada en todos los ámbitos de su vida (estudios, trabajo, relaciones sociales...) y un impacto muy importante para la familia. La aparición de los síntomas se conoce como episodio psicótico o brote psicótico.

Los trastornos psicóticos suelen aparecer al final de la adolescencia o durante los primeros años de la edad adulta. Entre los 18 y los 24 años es la edad más frecuente en la que aparecen los síntomas, pero la mayoría de los casos se producen entre los 13 y los 30 años. Aproximadamente 3 de cada 100 adultos jóvenes experimentarán un episodio psicótico a lo largo de su vida.

La detección y el tratamiento en las fases iniciales de la enfermedad son fundamentales para la recuperación de las personas afectadas.